Un hombre abrió el congelador de su madre fallecida. Fue sorprendido por un horrible descubrimiento: el cuerpo “momificado” de un bebé

Adam Smith, un hombre de 37 años, quiso resolver un misterio que nunca consiguió desvelar hasta que su madre falleció, el pasado 21 de julio. Ella, de 68 años, mantuvo guardada durante años en el congelador de su piso de Saint Louis (Misuri) una caja de cartón, pero en ningún momento accedió a enseñar el contenido. Su hijo nunca hubiera imaginado que dentro encontraría el cuerpo de un bebé.

Smith hizo el macabro descubrimiento en la madrugada del pasado domingo, después de que ella muriera por un cáncer de pulmón. Según contó a KDKS y a otros medios locales, se había mudado a ese departamento después de que le diagnosticaron la enfermedad.

Pese a que la madre estuvo escondiendo esa caja misteriosa durante los más de 20 años que pasó en ese piso, así como también en los departamentos donde habían vivido anteriormente, Smith nunca quiso averiguar el contenido. “Siempre me dijo que allí había un adorno del pastel de boda”, aseguró el hombre.

Pero la curiosidad lo asaltó. Quizás, pensó, en la caja podría haber dinero. Así que la sacó del congelador y la abrió con un cuchillo. Dentro halló el cuerpo del bebé envuelto en una toalla rosa.

“Todavía tenía pelo, piel y todo; estaba momificado”, afirmó. “Después de eso, me asusté, lo puse en la caja y llamé a la policía de inmediato”.

El oficial que atendió su denuncia manifestó su absoluta sorpresa ante el relato de Smith. “Me dijo: ‘esa es buena’”, contó el hombre, todavía muy chocado por el descubrimiento, a la cadenaKMOV. Ahora, la policía investiga el caso.

Smith aseguró que su madre siempre habló poco de su pasado, pero que una vez le contó que tuvo una hija, quien falleció antes de que él naciera.

El diario Saint-Louis Post-Dispatch afirma que tras el hallazgo Smith buscó más detalles sobre su madre hablando con otros miembros de la familia. Le relataron que tuvo dos gemelos, de los que uno nació muerto y el otro fue adoptado por otras personas.

También llamó a su padre, quien se separó de ella. “Me dijo que en la primera cita entre ellos mi madre estaba embarazada, pero pero la siguiente vez que la vio ya no lo estaba”, explicó.

Ahora Smith se pone muchas preguntas sobre lo que podría haber ocurrido, y se teme que el cuerpo podría ser el de esa niña. “Estoy confundido y enfadado”, dijo a KDKS. “Quiero más respuestas”. Si se confirmara que el cuerpo es de su hermana, significaría, según calcula este hombre, que estuvo congelado durante más de 40 años.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter