Uno de los fabricantes de automóviles más grandes del país, una compañía de barandillas y el Condado de Sarpy, se unieron para pedirle a un juez de Nebraska que desestime una demanda potencialmente dañina y costosa.

Durante una audiencia judicial reciente, los tres negaron cualquier responsabilidad en el accidente de junio de 2019 que dejó a cuatro adolescentes de Gretna muertas y a una quinta herida.

Las autoridades atribuyen el accidente al alcohol y al exceso de velocidad, ya que el vehículo en el que viajaban iba a más de 90 millas por hora.

Las familias de tres de las menores muertas están demandando a Ford, al Condado de Sarpy y al fabricante de barandillas Safety Guard, insistiendo en que la carretera de dos carriles, un tramo de Platteview Road cerca de la calle 180, y la barandilla estaban defectuosas.

Además, el Ford Fusion en el que viajaban las cinco no tenía un "sistema de bolsas de aire y bolsas de aire en funcionamiento apropiado", según el abogado de las familias, Mike Coyle.

El abogado de Ford le dijo al juez de la Corte de Distrito del Condado de Sarpy, Michael Smith, que la demanda carecía de detalles.

El abogado de la compañía de barandillas dijo que en la demanda no se proporcionan los detalles que explicaran cómo fue que la barandilla causó el accidente.

Coyle a su vez respondió que dicha barandilla no estaba construida ni instalada correctamente y que no era lo suficientemente larga y estaba mal colocada.

El abogado del Condado de Sarpy argumentó que la demanda no especifica cuándo es que el condado no mantuvo ni reparó la carretera, pero Coyle insistió: “Este es un problema de mantenimiento”.

El juez dijo que decidirá si la demanda se mantiene o continúa en las próximas semanas.