Se reportó la muerte de un recluso del sistema penitenciario de Nebraska.

Charles Spray, de 35 años, falleció el domingo en el hospital comunitario McCook.

 

 

Spray fue encarcelado en febrero en el Campo de Éticas Laboral, para cumplir una sentencia de cuatro a seis años por un cargo de estrangulamiento fuera del Condado de Dodge.

No se ha determinado la causa de su muerte y la investigación está en curso.