Los escoltas que antes cuidaban a Peña Nieto y Fox ahora protegen a Evo Morales

Diversos medios expresaron sorpresa y le dedicaron varios reportajes este jueves a la presencia de algunos efectivos que solían custodiar a otras personalidades políticas mexicanas, como el expresidente Enrique Peña Nieto, en el anillo de seguridad del líder boliviano Evo Morales.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dijo en su habitual encuentro matutino con los medios que dio la orden de que la secretaría de la Defensa Nacional se encargara de la protección del exmandatario boliviano Evo Morales.

“Ya no hay Estado Mayor. ¿Qué pasó con esos elementos? Se fueron a la Secretaría de la Defensa (…) y cuando se requiere de algo como la protección del presidente de Bolivia, pues elementos de la Defensa, ya no del Estado Mayor, ayudan en esa labor”, explicó el mandatario en referencia a un reportaje del diario mexicano Reforma en el que se afirmaba que se había “revivido” al Estado Mayor Presidencial para custodiar la integridad física de Morales en México.

El mandatario mexicano dijo que si algún miembro del personal de seguridad de Morales “cuidaba al expresidente Fox o al expresidente Calderón o al expresidente Peña, pues sí, puede ser, nada más que ahora tiene otra función”.

Además el expresidente mexicano Vicente Fox usó su cuenta de Twitter para señalar que el Estado Mayor no había desaparecido y aseveró: “En un video que circula, puedo avalar que un elemento que trabajaba conmigo, ahora está abriendo paso a Evo entre la gente. Explícame: ¿Expresidentes mexicanos no merecen tener seguridad, pero prófugos corruptos sí?”.

“No sé si hay algo extraño en esto, no lo veo sinceramente. Porque el desaparecer el Estado Mayor no significó liquidar a los oficiales, a los elementos de esta corporación, de este cuerpo de élite, sino fue trasladarlos a la Secretaría de la Defensa”, afirmó López Obrador quien aprovechó la oportunidad para recordar las razones por las que decidió acabar con el Estado Mayor, un cuerpo élite que resguardaba la seguridad de los mandatarios mexicanos.

“Además de que eran muchos, gastaban también muchísimo, el año pasado gastaron sólo en mantenimiento de unidades y en viajes, dos mil millones de pesos”, dijo.

ONU manda enviado especial a Bolivia

António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, designó a Jean Arnault para que, en calidad de enviado especial, establezca contacto “con todos los actores relevantes bolivianos” y ofrezca el apoyo de esa institución “para encontrar una solución pacífica a la crisis actual”, según indicó Stephan Dujarric, portavoz de Guterres, el jueves en un comunicado.

Arnault también fue representante especial del Secretario General para Colombia y anteriormente se desempeñó en ese cargo en Georgia, Afganistán, Burundi y Guatemala. “Desde luego, llevamos a cabo consultas con varias partes antes del nombramiento y nos quedó claro que ésta sería una señal positiva, por lo que el Secretario General tomó la decisión”, explicó Dujarric.

El anuncio de la ONU se hizo poco después de que la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, dijera que el exmandatario boliviano, actualmente asilado en México, no está habilitado para ser candidato en las próximas elecciones. “Evo Morales no está habilitado para un cuarto mandato, por eso ha sido toda esta convulsión, por eso ha habido tantas manifestaciones de los bolivianos en las calles”, dijo Áñez el jueves en una conferencia de prensa.

Poco después, Jerjes Justiniano, ministro de la Presidencia, declaró que ya comenzó el diálogo con los movimientos que apoyan a Morales. “También vamos a conversar con ellos, estamos en una mesa de diálogo (…) Lo que queremos lograr es la pacificación del país”, dijo el funcionario.

Carlos Mesa, el excandidato presidencial que en los comicios de octubre quedó en segundo lugar, pidió a México que no permita que Morales, en su calidad de asilado en ese país, haga comentarios políticos sobre la nación andina.

“Uno de los elementos fundamentales del asilo político es la obligación del asilado de no hacer declaraciones ni hacer ningún tipo de participación política directa o indirecta de ninguna clase”, dijo Mesa en La Paz.

La crisis boliviana ha despertado diversas reacciones entre los líderes mundiales. El presidente ruso, Vladimir Putin, cuyo gobierno ya reconoció a Áñez como presidenta, dijo que Bolivia está al borde del caos y que existe un vacío de poder después de que Morales renunció bajo presión de opositores y de las fuerzas armadas el domingo. Durante un encuentro con los medios en Brasilia, donde se celebra una cumbre de los países BRICS, Putin afirmó el jueves que esperaba que quienes asuman el poder en Bolivia continúen cooperando con Moscú.

Además, el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, dijo que el dirigente boliviano podrá asilarse en su país luego del 10 de diciembre, fecha en que inicia su mandato. “Argentina es casa de todos los bolivianos y para mí el día que llegue a la presidencia va a ser un honor recibir a Evo Morales y a Álvaro García Linera (ex vicepresidente boliviano) en el país”, dijo Fernández el jueves en una conferencia de prensa en Montevideo.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter