Los casos de diabetes se triplican en América donde el sobrepeso crece de forma alarmante

Cerca de 80 millones de personas en América sufren de diabetes y los casos siguen en aumento, sobre todo en Estados Unidos, México y Brasil, por la alarmante mala alimentación en el continente, donde por cada persona que pasa hambre, seis tienen sobrepeso o son obesos. A nivel mundial la situación es incluso peor con una cantidad de personas con este pacedimiento que se multiplicó por cuatro en casi cuatro décadas y actualmente el número de enfermos asciende a 420 millones, informó este jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS), que atribuye ese aumento a factores como el sobrepeso, la escasa actividad física y el crecimiento demográfico.

La enfermedad ha alcanzado proporciones epidémicas en esta región del mundo: en Norteamérica 48 millones de personas son diabéticas, o 1 de cada 8; y en Centro y Suramérica la cifra alcanza los 32 millones (1 de cada 11), según datos publicados este jueves con motivo del Día Mundial de la Diabetes y en el que se advierte de la estrella relación de la enfermedes con el sobrepeso.

“Las personas obesas tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles, como enfermedades cardiovasculares, cáncer, pero especialmente diabetes”, explicó Anselm Hennis, director del Departamento de Enfermedades no Transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Los países con más diabéticos

En el mundo hay 463 millones de diabéticos, o lo que es lo mismo que 1 de cada 11 personas padece la enfermedad, según el atlas publicado hoy por la Federación Internacional de la Diabetes (FID).

La situación es más grave la enfrenta América, donde el número de personas con diabetes se ha triplicado desde 1980, con 80 millones de enfermos (62 millones de ellos con la diabetes tipo 2, que es prevenible) y una cifra de muertes que ronda las 305,000 anuales, lo que la convierte en la cuarta causa de fallecimiento en la región.

El vínculo con el sobrepeso se refleja especialmente en Norteamérica (Canadá, EE.UU. y México), donde se reporta la mayor prevalencia de la enfermedad, con un 13.3 % de la población adulta diabética (48 millones de personas), frente a una media mundial de 9.3%.

En esa subregión, el mayor número de casos de diabetes entre personas de 20 y 79 años se registra en Estados Unidos (31 millones), seguido de México (12.8 millones) y Canadá (2.8 millones) y se estima que el 37.8% de los enfermos no ha sido diagnosticado.

En América del Sur y Centroamérica hay 31.6 millones de adultos con diabetes con Brasil a la cabeza (16.8 millones), Colombia (2.8 millones), Argentina (1.8 millones) y Venezuela y Perú, con 1.4 millones cada uno.

“El sobrepeso y la obesidad han aumentado en forma alarmante la diabetes en al región, principalmente la tipo 2 y la gestacional, e inclusive ya aparece también en niños por esta razón”, dijo a Efe la paraguaya Edith Falcon de Legal, presidenta del grupo Latinoamericano de Epidemiología de la Diabetes y exvicepresidenta de la Asociación Latinoamericana de Diabetes.

“Hoy en día se ve en edades más tempranas y esa diabetes va a asociada a la obesidad abdominal, ya que por ejemplo, en preescolares de Colombia, hasta un 6% tienen problemas sobrepeso y obesidad”, coincidió la endocrinóloga Ana María Gómez.

Países con más obesidad y riesgo

Definitivamente, la obesidad es la antesala de la diabetes, advierte Eduardo Silva, presidente de la Asociación Colombiana de Obesidad y Cirugía Bariátrica (Acocib), quien urgió a promover políticas de hábitos saludables.

La ONU considera que Latinoamérica y el Caribe están en peor situación que el resto del mundo pues la ingesta de calorías está por encima de lo que necesita el organismo.

Se calcula que cada año 600.000 personas mueren en esta región debido a enfermedades relacionadas con la mala alimentación, en especial por diabetes (más de la mitad), hipertensión y dolencias cardiovasculares.

El sobrepeso se ha duplicado desde la década de los años setenta en Latinoamérica y afecta actualmente al 59,5% de los adultos (unos 262 millones de personas), casi veinte puntos más que la media global; mientras el 24% de la población adulta (105 millones de personas) padece obesidad, prácticamente el doble que el promedio mundial.

Por países, las mayores prevalencias de sobrepeso en adultos -con tasas superiores al 60%- están en Argentina, Bahamas, Chile, Costa Rica, México, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Graves consecuencias

Los expertos coinciden en que la diabetes es una causa de muerte prematura y discapacidad, al aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular, insuficiencia renal, ceguera y amputación de miembros inferiores.

Esas complicaciones tienen un fuerte impacto en la productividad, ya que afectan cada vez más a personas laboralmente activas con padecimientos tan graves como las neuropatías (pie diabético) y las retinopatías, como el edema macular diabético, que puede llevar a la pérdida de la visión.

La diabetes tipo 2 es prevenible, por lo que los organismos hicieron un llamado urgente a aplicar medidas como impuestos a las bebidas azucaradas y el etiquetado de alimentos en el que se resalten sus ingredientes, así como llevar una dieta saludable y mayor actividad física.

La Federación Internacional de la Diabetes estima que 4 de cada 5 padres pueden tener dificultades para reconocer los signos de alerta en sus propios hijos.

¿Cómo reconocer si padece la enfermedad?

Puede estar presente de manera silenciosa durante años y no presentar síntomas. Hay que estar alerta en el caso de:

•Tendencia a infecciones en la piel
•Aumento de la sed
•Pérdida de peso.
•Aumento del apetito
•Aumento de la producción de orina
•Sequedad de boca.

Algunas situaciones aumentan el riesgo a desarrollar la enfermedad como:

•Tener más de 45 años

•Hipertensión arterial
•Padres o hermanos con diabetes
•Obesidad o sobrepeso

•Enfermedad cardiovascular
•Colesterol elevado
•Diabetes durante el embarazo
•Mujeres con hijos nacidos con peso mayor a 9 libras.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter