Las alarmas por las condiciones de la economía global se siguen disparando. 

 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), un organismo internacional que agrupa a 36 países para coordinar sus políticas en esta materia, ha publicado este jueves las peores previsiones de crecimiento anual mundial desde hace una década, cuando una grave crisis financiera afectó a distintas entre las principales economías del mundo.

De esta manera, revisó por tanto a la baja sus anteriores previsiones, que ya vaticinaban dificultades. «La economía mundial enfrenta vientos en contra cada vez más graves», comentó en una nota Laurence Boone, economista jefe de la OCDE.

La institución indica entre los elementos de mayor amenaza la existencia de conflictos comerciales como el que se ha desencadenado entre EEUU y China. También señala situaciones de inestabilidad política como la crisis entre Reino Unido y la Unión Europea respecto a cómo se configurará el futuro de este país fuera de la UE, después de que la mayoría de los ciudadanos británicos eligieran esta opción en un referéndum hace tres años.

La economía mundial crecerá un 2,9% en 2019 y un 3% en 2020, según la OCDE. Respecto a las anteriores previsiones de este organismo, difundidas en mayo y revisadas ahora en septiembre, se trata de una disminución de un 0,3% y un 0,4% respectivamente.

En 2018, el crecimiento anual fue del 3,6% (+0,7% respecto a lo que se prevé para este año), según la OCDE.

El organismo subraya que la situación es “cada vez más frágil e incierta” y advierte de que  “las perspectivas económicas se están debilitando tanto para las economías avanzadas como para las emergentes”, considera. Según prevé, tensiones comerciales e inseguridad política hacen que “los riesgos continúen aumentando”.

EEUU no está exento de estas preocupaciones. La economía del país crecerá este año un un 2,4%, según la OCDE. Se trata de un 0,5% respecto a 2018 y un 0,4% menos respecto a las previsiones de mayo. Y el año que viene, el crecimiento se reducirá ulteriormente, al alcanzar un 2,0%, agrega la entidad internacional.

La OCDE incluye entre los motivos de alarma también la ralentización de la principal economía europea, la de Alemania, y de China. Y concluye que los Gobiernos tienen que actuar para revertir la situación con “una acción política firme” para calmar las tensiones en los mercados y fomentar inversiones, evitando así repercusiones en la calidad de vida y de empleo de los ciudadanos.

No es la primera vez que saltan las alarmas, tanto a escala global como en EEUU. Recientemente, algunos economistas han apuntado a la posibilidad de que en el país se abra una nueva fase de recesión.

Por su lado, el presidente, Donald Trump, ha negado que haya que preocuparse, mientras que las tasas de empleo de momento siguen estando en una buena racha

Pulse usted aquí si quiere saber más sobre qué es una recesión y qué hay que hacer para protegerse ante una posibilidad de este tipo.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter

Fallece Víctima de Explosión

Jorge Arturo Orozco Bonilla, quien sufrió quemaduras de tercer grado en la mayor parte de cuerpo tras una explosión, falleció