Las 4 señales por las que USCIS aplicaría la regla de “carga pública” a un inmigrante

Varias dudas siguen surgiendo sobre la aplicación de la regla de “carga pública” que oficiales de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) comenzarán a aplicar el 15 de octubre, pero hay cuatro señales clave que el personal migratorio tomará en cuenta para evaluar las aplicaciones de extranjeros.

Cabe mencionar que estos lineamientos presentados la semana pasada por el director de la agencia, Ken Cuccinelli, aplicarán para prácticamente cualquier proceso migratorio, aunque se espera su mayor impacto en solicitudes de Residencia Permanente, otorgamiento de visa y extensión de estancia.

USCIS explicó que hay cuatro elementos que los oficiales considerarán para evaluar a detalle cada aplicación y determinar si un extranjero es o podría ser una “carga pública” para los Estados Unidos al haber solicitado ayudas sociales o que sus condiciones al momento de aplicar por un beneficio lo proyecten como una posible “carga”.

1. Empleo.- Los oficiales considerarán seriamente si el extranjero no es un estudiante de tiempo completo y está autorizado para trabajar, pero no puede demostrar un empleo, historial de empleo reciente o un posible empleo en el futuro.

2. Beneficios.- El extranjero ha recibido o ha sido certificado o aprobado para recibir uno o más beneficios públicos por más de 12 meses, en conjunto, dentro de cualquier período de 36 meses, comenzando no antes de 36 meses antes de que solicite un beneficio migratorio.

3. Enfermedad.- Aquel inmigrante que ha sido diagnosticado con una condición médica que probablemente requiera tratamiento extenso o que interferirá con su capacidad de mantenerse a sí mismo, asistir a la escuela o al trabajo, y él o ella no tiene seguro médico y no tiene la posibilidad de obtener un seguro médico privado, además de no contar con los recursos para pagar los costos médicos razonablemente previsibles relacionados con un condición.

4. Casos en cortes.- Los extranjeros que han sido declarados por un juez de inmigración o la Junta de Apelaciones de Inmigración como inadmisibles o deportables por motivos de “carga pública”.

En 2018, el gobierno del presidente Donald Trump presentó su plan para definir “carga pública” y “beneficios públicos”, los cuales serán considerados por oficiales migratorios para evaluar cualquier petición.

“La regla propuesta define una carga pública como un extranjero que recibe uno o más beneficios públicos”, indica el documento, el cual incorpora el umbral sobre el uso de esas ayudas en “monetizables” y “no monetizables”, para evaluar si un extranjero ha hecho uso excesivo de los apoyos.

“Una carga pública es un extranjero que recibe uno o más beneficios públicos durante más de 12 meses en el agregado dentro de cualquier período de 36 meses”, acota el documento que contiene los lineamientos publicados en el Registro Federal el 14 de agosto.

Se estima que 382,000 inmigrantes estarían bajo escrutinio de la nueva regla anualmente.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter