La Corte Suprema parece inclinada a poner fin a DACA

La mayoría de los jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos parecía inclinada el martes a permitir que la Administración Trump ponga fin a DACA, el programa federal que ha permitido a casi 800,000 jóvenes, conocidos como soñadores, evitar la deportación y permanecer en el país.

Mientras cientos de partidarios de DACA se reunían afuera- tantos que la policía cerró la calle frente a la Corte Suprema-, los jueces escucharon casi una hora y media de argumentos orales. Sobre la base de sus preguntas, parecía que los cinco magistrados conservadores de la corte estaban inclinados a decidir que el Departamento de Seguridad Nacional actuó correctamente cuando ordenó que el programa finalizara en 2017, y que las cortes federales no pueden dudar de esa decisión.

Mientras que los jueces Clarence Thomas, Samuel Alito, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh parecían insinuar que la cancelación de DACA fue correcta, el presidente del tribunal, John Roberts, no lucía estar tan convencido. Roberts puede ser el voto decisivo, al igual que hizo en período de sesiones previo, cuando el tribunal con su fallo impidió que administración Trump agregara una pregunta de ciudadanía al formulario del censo de 2020. Roberts concluyó en ese caso que el gobierno no dio una explicación adecuada de su acción propuesta.

Los fallos de los tribunales inferiores han mantenido a DACA vigente, permitiendo a los jóvenes en el programa volver a solicitarlo cada dos años para permanecer bajo su protección, pues permite que los hijos de inmigrantes indocumentados permanezcan en Estados Unidos si tenían menos de 16 años cuando sus padres los trajeron a EEUU y ahora tienen 30 años o menos.

Argumentando por los defensores de DACA, el abogado Ted Olson dijo que la ley federal requiere que el gobierno dé una explicación detallada antes de tomar una acción que afecte a cientos de miles de personas y las empresas que los emplean.

Una cosa sería, dijo, “si proporcionaran una explicación racional y asumieran la responsabilidad de su decisión”. Pero, en cambio, el Departamento de Justicia de Trump simplemente dijo que el programa era ilegal y, por lo tanto, debía cerrarse.

“No sabemos qué haría la administración si tuviera que asumir su decisión y asumir la responsabilidad de echar a estos jóvenes sin trabajo”, dijo Olson.

Los cuatro jueces liberales de la corte parecían estar de acuerdo. Cuando el gobierno trató de ponerle fin, “dijeron que era ilegal y no dijeron nada sobre la política”, comentó Ruth Bader Ginsburg.

La jueza Sonia Sotomayor dijo que se necesita mucha más explicación para justificar la decisión. “Se trata de una elección para destruir vidas”, señaló.

Pero los conservadores del tribunal sugirieron que la decisión de la administración Trump de dejar de hacer cumplir DACA está más allá del poder de revisión de los tribunales, como sería el caso si un fiscal local decidiera dejar de hacer cumplir las leyes contra la posesión de pequeñas cantidades de marihuana.

Cuando Olson sugirió que finalizar DACA era diferente, porque hay muchas personas afectadas, Gorsuch dijo: “Puedo pensar en un gran número de personas que se verían afectadas por el ejercicio de la discreción de un fiscal”.

Entre los que observan nerviosamente las sesiones estaba Claudia Quiñonez de Maryland, a quien su madre trajo a Estados Unidos a los 11 años. “DACA realmente cambió mi vida. Tengo un número de seguro social. Tengo la capacidad de trabajar, contribuir y pagar impuestos”, le contó a NBC News.

Las cifras muestran que más del 90 % de los beneficiarios de DACA tienen un trabajo y casi la mitad estudia. Muchos no hablan el idioma ni conocen la cultura de sus países de origen.

El caso ha atraído el interés de más de 100 empresas y grupos comerciales, incluida la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, que han instado a la Corte Suprema a permitir que DADA continúe. Microsoft es uno de los defensores de DACA cuyas demandas llevaron a órdenes judiciales que mantuvieron el programa en marcha.

La compañía dice que más de 60 receptores de DACA se encuentran entre sus empleados. “Estos jóvenes contribuyen a nuestra empresa y sirven a nuestros clientes. Ayudan a crear nuestros productos, a asegurar nuestros servicios y administrar nuestras finanzas”.

El CEO de Apple, Tim Cook, presentó un informe por separado de “amigo de la corte” en respaldo los participantes en DACA. “Ellos, y los inmigrantes como ellos, son vitales para el éxito de Apple. Generan creatividad y ayudan a impulsar la innovación. Se encuentran entre nuestros colegas más entusiastas y desinteresados”, indica el documento.

Una decisión en un caso tan polémico no es probable hasta la primavera de 2020, lo cual asegura que DACA figurará en la campaña presidencial.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter