Inesperado cambio de rumbo de la tormenta Karen amenaza a Estados Unidos aunque aún es débil

La tormenta tropical Karen dio un súbito giro hacia el suroeste en las aguas abiertas del océano Atlántico y aunque su recorrido es de momento incierto, representa cierta amenaza para la costa este y en especial para Florida, según el último pronóstico del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

Por su parte, el huracán Lorenzo sigue tomando fuerza en el medio del Océano Atlántico y ya es un potente huracán de categoría 3según el mismo parte. Su trayectoria prevista le lleva lejos de territorios habitados.

Karen, que descargó intensas lluvias sobre Puerto Rico y las islas Vírgenes estadounidenses este miércoles, está a unas 475 millas al sur de las islas Bermudas y a unas 520 millas al nornoroeste de San Juan de Puerto Rico.

La velocidad de sus vientos se mantiene en 45 millas por hora, aunque se espera que se debilite a medida que siga girando hacia el oeste camino a tierra firme hacia las Bahamas y el sureste de EEUU y se degrade a depresión tropical durante el fin se semana y a partir del domingo solo quedarían algunos remanentes de la tormenta.

El NHC prevé que el viernes vire del noreste al este con un descenso progresivo de la velocidad de traslación hasta realizar un giro en el sentido de las manecillas del reloj hacia el suroeste durante el fin de semana. Este nuevo giro hará que la tormenta apunte más hacia las Bahamas y el sureste de Florida. Pero no prevé amenazas para tierra al menos por ahora.

El huracán con consecuencias más devastadoras de esta temporada fue Dorian, que destrozó a las Bahamas cuando pasó por encima de estas islas tras alcanzar la categoría 5, la máxima. Allí provocó al menos 50 muertos e ingentes daños materiales. También se registraron cientos de desaparecidos de los que todavía no se han dado noticias oficiales.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter