ICE detiene a 680 personas en redadas en plantas de alimentos

Funcionarios de inmigración de Estados Unidos anunciaron que las redadas en siete plantas de procesamiento de alimentos en Mississippi resultaron en 680 arrestos.

El Director Interino de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), Matthew Albence, dijo a The Associated Press que el recuento de arrestos de las redadas del miércoles serían las mayores realizadas en una década  y probablemente las más grandes en un solo estado.

Las autoridades dicen que alrededor de 600 agentes fueron desplegados en las plantas, rodeando los perímetros para evitar que los trabajadores huyeran.

Los allanamientos se produjeron en pequeños pueblos cerca de Jackson con una fuerza laboral compuesta principalmente por inmigrantes latinos.

Las ciudades afectadas incluyen Bay Springs, Cartago, Cantón, Morton, Pelahatchie y Sebastapol.

La mayor redada planeada recientemente buscaba arrestar a hasta 10.000 personas en una semana. Pero ICE no ha dejado de detener a  inmigrantesEn el año fiscal de 2018 arrestó a 160.000 personas (440 al día), y deportó a 256.000 (700 al día). Es decir, en una semana normal, detiene a más de 2.000 migrantes y deporta a casi 4.000. Cifras muy similares a las anunciadas para esta super-redada.

En junio de este año, el presidente, Donald Trump, había anunciado en su cuenta en Twitter las redadas, que entonces fueron suspendidas porque, según el mandatario, él acordó con el liderazgo demócrata en el Congreso suspenderlas para dar tiempo a negociaciones sobre fondos para la vigilancia fronteriza.

Semanas después, Trump anunció con mucho bombo una serie de redadas nacionales pero, de los más de 2,000 individuos y familias con órdenes de deportación y en la mira de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), los agentes sólo arrestaron a 35, según cifras difundidas hoy.

Durante una conferencia telefónica con periodistas, el director interino de ICE, Matt Albence,dijo que, en el marco de la llamada “Operación Resolución en la Frontera” (“Operation Border Resolve”), sus agentes arrestaron a 35 individuos.

De ésos, 18 eran parte de unidades familiares y los 17 restantes eran individuos “colaterales” también detenidos en las operaciones policiales de la semana pasada.

Sin embargo, según el propio Departamento de Seguridad Nacional (DHS), estas operaciones estaban dirigidas a poco más de 2,100 individuos y familias que ya habían agotado sus recursos dentro del debido proceso y tenían órdenes de deportación finales de un juez de Inmigración.

A la defensiva, Albence rechazó que la operación haya sido un fracaso, tomando en cuenta que miembros del Congreso y activistas de grupos defensores de los inmigrantes han estado activando aconsejando a los inmigrantes indocumentados cómo evitar la detección y detención por parte de agentes de ICE.

“Esto es apenas el comienzo de la operación”, afirmó Albence, quien aseguró que la “Operación Resolución en la Frontera” continuará en las próximas semanas, pero evadió dar detalles.

“Le dimos a estas familias en febrero pasado la oportunidad de entregarse y reportarse a su oficina local de ICE para arreglar su salida ordenada … desafortunadamente, sólo el 3% de esos individuos, es decir 65, se reportó a ICE para ese proceso”, se quejó.

Grupos pro-inmigrantes en todo el país, incluyendo “CASA de Maryland” y “United We Dream”, han realizado talleres y campañas de información en comunidades inmigrantes y en las redes sociales, para educar a los inmigrantes sobre sus derechos y cómo protegerse en caso de redadas.

El fiscal general de Mississippi, Mike Hurst, confirmó a través de su cuenta en la red social Twitter los operativos de ICE

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter