Falla en Facebook Kids permitió que los niños hablaran con extraños

Un fallo en la aplicación de Facebook Kids -para menores de 13 años- permitió que los niños hablaran con extraños que no habían recibido autorización por parte de los padres.

Según un comunicado emitido por la compañía, un “error técnico” permitió que los pequeños se saltaran el protocolo de uso de la aplicación, la cual fue creada para evitar precisamente que los menores pudieran tener conversaciones con personas no autorizadas.

Este error pudo afectar a “un pequeño número” de cuentas de menores, pero el problema “se solucionó tan pronto como fue descubierto” y los padres fueron alertados de inmediato, resaltó la empresa.

“Recientemente notificamos a algunos padres de usuarios de cuentas de Messenger Kids (el servicio de mensajería de Facebook Kids) sobre un error técnico que detectamos que afectaba a un pequeño grupo de chats”, indicaron desde la empresa que dirige Mark Zuckerberg.

Facebook Kids, lanzado al mercado en el 2017, solo permite que los niños conversen con familiares o amigos que hayan sido aprobados con anterioridad por sus padres. Sin embargo, ha recibido una lluvia de críticas ya que algunas personas aseguran que introduce a los niños a las redes sociales a una edad muy temprana.

Durante los últimos meses, la plataforma en general también ha estado en el ojo del huracán tras conocerse que estuvo involucrada en la recopilación de datos de usuarios y de aspectos relacionados a la privacidad.

En octubre del año pasado, Facebook reconoció que piratas informáticos le habían robado los datos privados de 30 millones de cuentas, lo que fue el resultado de otro escándalo en el mes de marzo, cuando la consultora inglesa Cambrigde Analytica utilizó una aplicación para recopilar datos de la plataforma sin que hubiera un consentimiento.

Este miércoles, la empresa presentará los resultados de la primera mitad de su año fiscal 2019, tras anunciar en abril que está preparada para recibir una sanción de hasta 5.000 millones de dólares por parte de los reguladores en Estados Unidos.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter