Epidemia de sarampión en EEUU parece imparable. Si has viajado a estos países podrías estar contagiado

El número total de casos de sarampión en Estados Unidos superó los 800, lo que aumenta la cuenta de lo que ya es el mayor registro de casos en el país en 25 años, informaron autoridades de salud de Estados Unidos.

Hasta la semana pasada, había un total de 839 casos reportados, la mayor cantidad desde 1994 cuando se registraron 963 casos en todo el año.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos publicaron el lunes las cifras más recientes.

En total, 23 estados en el país han reportado casos en lo que va del año. La gran mayoría de las enfermedades se han registrado en Nueva York, principalmente entre personas de las comunidades judías ortodoxas que no están vacunadas y que se4

Esta tendencia continuó la semana pasada, con la mayoría de los 75 nuevos casos registrados en Nueva York.

Los estados que han notificado casos a los CDC son Arizona, California, Colorado, Connecticut, Florida, Georgia, Illinois, Indiana, Iowa, Kentucky, Maryland, Massachusetts, Michigan, Misuri, Nevada, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Oregón, Pensilvania, Texas, Tennessee y Washington.

Los responsables de los CDC instan a la población a vacunarse contra esta enfermedad, así como contra las paperas y la rubéola.

De acuerdo con los CDC, el brote actual se originó en personas no vacunadas que se infectaron en el extranjero y regresaron al país, donde puede propagarse cuando llega a una comunidad con un amplio número de personas sin vacunar.

Estos casos están vinculados a personas que trajeron el sarampión de otros países como Israel, Ucrania y Filipinas, donde hay grandes brotes de sarampión.

Es por ello que las autoridades están enfatizando la necesidad de vacunarse en caso de que se planee salir de los Estados Unidos, en especial conforme se acercan las vacaciones de verano.

La mayoría de los contagios se han dado en tres brotes: dos en el estado de Nueva York y otro en el estado de Washington.

Cerca del 1,3 % de los niños menores de dos años en Estados Unidos no están vacunados contra el sarampión, de acuerdo con cifras de los CDC.

Los síntomas más comunes del sarampión son fiebre alta, tos, moqueo, ojos enrojecidos y llorosos, y sarpullido que aparece 3 a 5 días después de que empiezan los síntomas.

En 2018, EE.UU. registró 17 brotes de sarampión para un total de 372 casos, de los cuales 82 contagios se produjeron fuera del país, lo que supuso la mayor cifra desde que esta enfermedad se erradicó en el 2000.

El sarampión alguna vez fue común en Estados Unidos, pero gradualmente se convirtió en una enfermedad inusual luego de las campañas de vacunación que comenzaron en la década de 1960.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter