Adolescentes consumen más tabaco

gracias a los cigarrillos electrónicos

 

El uso del tabaco entre adolescentes se ha disparado, en gran parte gracias a los populares cigarrillos electrónicos.

Según un informe de la Administración de Alimentos y Medicamentos, en 2011, aproximadamente 220,000 adolescentes admitieron usar estos dispositivos de vapor. Para el 2018, ese numero había aumentado a 3.05 millones de estudiantes de secundaria.

Según fabricantes de cigarros electrónicos, sus productos están destinados a ayudar a adultos a dejar de fumar, y aunque se ha comprobado que son menos dañinos que los cigarrillos tradicionales, no están libres de riesgos.

Parte de la preocupación con el uso de estos aparatos entre los adolescentes es que podría resultar en un consumo mayor de nicotina ya que los cerebros de los jóvenes son mas susceptibles a la adicción. Cada vez, surgen más datos que sugieren que los niños que usan cigarrillos electrónicos son más propensos a fumar regularmente.

Ademas, según un reporte de National Academies, los cigarrillos electrónicos exponen a los usuarios a metales tóxicos y a químicos causantes de cáncer, aunque generalmente a niveles más bajos que los cigarrillos tradicionales.

Ademas de las preocupaciones de salud, se han reportado casos de dispositivos defectuosos que explotan. La Administración de Alimentos y Medicamentos dice que aunque parecen raras, estas explosiones son peligrosas y deberían ser reportadas