Los clientes de Wendy’s pronto podrás hacer su pedido por computadoras desde la comodidad de su auto. La empresa de comidas rápidas planea instalar kioscos de auto-servicio en 1000 de sus sucursales para fines de 2017, según han informado inversores de la compañía.

Los 1000 locales afectados por este nuevo plan representan aproximadamente el 16 por ciento de los 6.500 Wendy’s que hay por todo el mundo.

Los kioscos para realizar pedido desde el auto serán instalados en lugares de alto tráfico, pero serán los operadores de cada franquicia quienes tendrán la última palabra.

David Trimm, el director de información de Wendy dijo que la demanda de los clientes más jóvenes, más los costos de mano de obra son las razones por las cuales la empresa ha decidido instalar los kioscos de pedido automático. Trimm dijo que los kioscos tienen un costo de $15.000 y Wendy’s espera que este costo sea cubierto por las ventas en alrededor de dos años.

Los clientes que prefieren una experiencia más tradicional, todavía pueden optar por hacer sus pedidos en los mostradores de estos 1000 locales afectados.

La compañía informó además que para fines de 2017 la mitad de sus locales tendrá la opción de realizar pedido mediante el teléfono móvil.