Un misterioso suceso puso en alerta la semana pasada a un vecindario de Houston (Texas). Todo empezó con un vídeo de una cámara de seguridad que muestra a una mujer semidesnuda y con unas esposas rotas que cuelgan de sus muñecas. Según la grabación, esta se acerca a una vivienda, llama al timbre y después desaparecer.

La policía alertó a los vecinos del extraño episodio para recabar información y localizar a esta mujer. Finalmente la han encontrado a salvo, según han comunicado los agentes este miércoles.

La mujer, de 32 años, era novia de un hombre que murió después de dispararse a sí mismo. Su identidad no ha sido difundida porque se trata de una víctima de violencia doméstica, según apunta un comunicado de la oficina del sheriff del condado de Montgomery que recoge la agencia Reuters. No se ha revelado más información sobre la situación de ella.

El suceso ocurrió en el barrio de Sunrise Ranch, al norte de Houston alrededor de las 3:20 a.m. Según la prensa local la mujer es del área de Dallas y ahora está allí con sus parientes.

La grabación ha sido difundida ampliamente en redes sociales y compartida más de 1,700 veces en Facebook.