Una joven de Lincoln de 18 años dijo a la policía que recientemente había sido víctima de una estafa telefónica que le había estafado $ 700.

La joven le dijo a la policía que recibió una llamada de un hombre que decía pertenecer al IRS. La policía dijo que el hombre le dijo a la joven que ella era sospechosa de cometer fraude fiscal y que se había emitido una orden de arresto contra ella.

El hombre le dijo a la joven que visitara un “sitio aprobado por el gobierno”, la tienda Kwik en la carretera 4400 Cornhusker en Lincoln, para comprar tarjetas de Google Play.

La policía dijo que la joven puso $ 500 en una tarjeta y llamó al hombre, proporcionándole el número de la tarjeta. Luego le dijo que agregara otros $ 200 a la tarjeta, dijo la policía.

La joven le dijo a la policía que perdió los $ 700 en la estafa.

 

Autor:
World-Herald News Service
Traducción:
Daniel Herrera – Digital Media S.