La Novena Corte de Apelaciones ha dictaminado este martes que los restaurantes no siempre pueden pagar menos a sus empleados alegando que reciben propinas.

La ley federal permite pagar a los trabajadores tan poco como 2,13 dólares por hora si, además, reciben propinas por su trabajo que les permite alcanzar el salario mínimo (7,25 dólares por hora a nivel nacional, aunque varía por estado).

La corte federal ha indicado sin embargo que aquellos trabajadores que no son meseros o sirven directamente al público, como por ejemplo los que cocinan o limpian los baños, no pueden recibir un sueldo inferior al salario mínimo.

Eso también aplica a los meseros que, además, tienen que hacer otras tareas diferentes por las que no reciben propinas, pero son pagados como si las recibieran.

Esta sentencia resuelve la denuncia de 14 meseros que acusaban a cadenas de restaurantes como P. F. Chang’s China Bistro o J. Alexander’s  de pagarles por debajo del salario mínimo.

“Esta decisión ayudará a millones de meseros y otros trabajadores a recibir un salario decente y propinas razonables, y combatirá las cifras de desempleo de porteros, cocineros y otros que no ganan propinas”, ha señalado el abogado Jahan Sagafi, que defendía a los empleados, al servicio de noticias Bloomberg.