Una broma con extraterrestres colapsa el teléfono de denuncias de ICE

U.S. Immigration and Customs Enforcement agents gather before serving a employment audit notice at a 7-Eleven convenience store Wednesday, Jan. 10, 2018, in Los Angeles. Agents said they targeted about 100 7-Eleven stores nationwide Wednesday to open employment audits and interview workers. (AP Photo/Chris Carlson)

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) puso en marcha en abril del año pasado una línea de teléfono para que “las víctimas de crímenes” cometidos por inmigrantes pudieran denunciar a sus presuntos agresores.

 

Activistas denunciaron entonces que en realidad sería usada para reportar a indocumentados, y en las redes sociales se multiplicaron las peticiones para boicotear la línea con llamadas en broma denunciando encuentros con extraterrestres (puesto que ICE se empeña en usar la palabra inglesa alien, que significa extranjero, pero identificar a los inmigrantes).

En su momento, el Servicio de Inmigración aseguró entonces que sus líneas se habían congestionado, pero que el servicio no se había interrumpido a consecuencia de esta acción saboteadora. Sin embargo, documentos internos accedidos por la web informativa The Vergedemuestran que el sistema sí resultó afectado, impidiendo a los operadores de ICE responder al 98% de las llamadas.

El día en que se puso en marcha la nueva línea telefónica, ICE recibió más de 16.400 llamadas, de las que sólo 2.100 fueron tramitadas y 260 respondidas. Aquellos que fueron puestos en espera, tardaron hasta 79 minutos en poder comunicarse con un operador.

Al día siguiente, se recibieron 9.400 llamadas, y sólo se contestaron el 3%. Para entonces, ICE ya había decidido clasificar algunas llamadas como broma; las que realmente se interesaban por los servicio de asistencia a supuestas víctimas de inmigrantes constituyeron ese día sólo el 0,6% del total respondido. En comparación, el 6,7% fueron de personas denunciando a indocumentados.