Rigoberto Cervantes y Gabriella Gonzalez llevaban más de 5,5 libras de metanfetamina en dirección a  Omaha y fueron capturados por los oficiales de Seward County.

Ambos se encuentran detenidos y acusados de posesión ilegal de una sustancia controlada con intención de entregarla.

Tanto los detectives de la policía de Omaha como los oficiales interceptaron a los sospechosos en una gasolinera cerrada de la Interestatal 80. Cervantes consintió a que se revisara su vehículo donde los agentes dieron con la metanfetamina. También había pequeñas cantidades para consumo personal que pertenecerían a Gonzalez.

La investigación aún está en marcha, la pareja habría adquirido los narcóticos en Scottsdale, Arizona, para la entrega y distribución en Omaha.

A post shared by Chef Ruso (@chefderuso) on

Hola Nebraska