Un meteoro puede destruir la Tierra el 3 de octubre. La probabilidad es baja. Pero mayor que ganar la lotería

Una monstruosa roca espacial de 1.100 pies de diámetro se dirige hacia la Tierra a más de 45.000 millas por hora. Si colisionara contra nuestro planeta, la explosión sería 150.000 veces más potente que la bomba nuclear lanzada sobre la ciudad japonesa de Hiroshima durante la II Guerra Mundial. Ni que decir tiene que provocaría una extinción masiva peor que la que afectó a los dinosaurios.

 

Ese meteorito, bautizado como 2007 FT3 por la Administración Espacial (NASA), fue detectado hace más de una década por el sistema de alerta temprana. De aquí al año 2016 pasará 165 veces cerca de la Tierra. La próxima ocasión en que esto ocurra será el 3 de octubre de 2019.

¿Es esa la fecha del fin del mundo? Probablemente no, puesto que la NASA (que no ha emitido una alerta al respecto) estima que la posibilidad de que la roca se estrelle contra la Tierra es de una entre 11.000, o lo que es lo mismo, un 0,0000092%. En su momento más próximo, se estima que esté a 260.000 millas (más lejos que la Luna).

En conclusión: no es momento para asustarse, pero tal vez sí para reflexionar.

Para ganar la lotería Mega Millions debe acertar cinco números del 1 al 70, y otro más del 1 al 25. Sus posibilidades son de 1 entre 303 millones. En el caso de la lotería Powerball, la probabilidad es de 1 entre 292 millones.

Aun así, cada estadounidense gasta de media 223 dólares al año. En 2018, las ventas de lotería alcanzaron los 78.000 millones de dólares, más que la suma de lo gastado en cine, videojuegos, libros, música y eventos deportivos.

La posibilidad de ser fulminado por un rayo a lo largo de su vida es 1 entre 15.000.

La posibilidad de morir por una planta o un animal venenoso es de 1 entre 45.000.

La posibilidad de tener una cita con un o una supermodelo es de 1 entre 88.000.

La posibilidad de morir en un accidente de avión es de 1 entre 188.000.

Y la posibilidad de ser atacado por un tiburón es de 1 entre 3,7 millones.

“La mente humana tiende a darle mayor importancia a eventos que probablemente no ocurrirán jamás, como ganar la lotería”, ha explicado el profesor de Psiquiatría Hans Breiter a la web informativa Business Insider.

“En paralelo, tenemos a darle menos importancia a eventos que sucederán sin duda, como necesitar seguro médico por problemas de salud asociados al envejecimiento”, añade Breiter.

Así que no tema: es improbable que este meteorito acabe con la humanidad, como también es improbable que usted gane la lotería. Y si ha de preocuparse, céntrese en riesgos mortales más perentorios como las drogas (1 entre 68), los accidentes de auto (1 entre 103), o los asaltos con arma de fuego (1 entre 285).

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter