El lunes por la noche, la policía de Omaha respondió a una llamada para investigar un caso de asalto cerca de la calle 46 y Hamilton.

Cuando la policía llegó, habló con la víctima, se trataba de una mujer embarazada quien dijo a los oficiales que el sospechoso era su novio, el padre de su futuro bebé.

Ella les contó además que cuando ella y su novio fueron a un  Mega-Saver cerca de Northwest Radial Highway la encerró en el baño y no la dejaba salir, él le metió un puñetazo en la cara  y la empujó contra la pared con tanta fuerza que su cabeza se golpeó y ella perdió el conocimiento.

Ella fue transportada a UNMC para ser tratada por sus lesiones.

El hombre fue detenido por detención ilegal y asalto.

Hola Nebraska