Se trata de Christopher B. Toman, un hombre de 41 años de edad que fue condenado el pasado miércoles en Lincoln a 18 meses de prisión luego de que las autoridades lo interceptaran con más de media libra de éxtasis camino a su casa el pasado verano.

Los fiscales acusaron al hombre en junio por intención de entregar éxtasis a otras personas. La investigación comenzó en San Francisco, donde un especialista en Aduanas y Protección Fronteriza abrió un paquete sospechoso proveniente de los Países Bajos y dirigido a Toman, se encontró con 9.1 onzas de MDMA, conocida como éxtasis, según la declaración jurada.

El especialista de Aduanas alerto a la Seguridad Nacional de Omaha y contactó con la policía de Lincoln. Toman fue acusado de poseer éxtasis escondido en envoltorios de caramelos. El acusado no refutó los cargos.

Luego de cumplir su condena, Tóman estará sujeto a 18 meses de supervisión. La multa fue de $1000.

Hola Nebraska