La Policía  informó que un hombre creía haber sido víctima de un tiroteo pero luego admitió a los oficiales que se había disparado accidentalmente a si mismo.

La investigación tuvo inicio el miércoles luego de que Sean Johnston de 42 años se acercara a una mujer en la calle 96 y West Center para pedirle ayuda. La mujer llamó a los agentes de la policía diciéndoles que una persona estaba herida de bala pero mientras ella hablaba por teléfono con la policía Johnston se fué.

Los oficiales fueron capaces de seguirle el rastro, lo encontraron y lo llevaron al hospital. El hombre no quería responder a las preguntas de los agentes, en principio dijo que había sido víctima de un tiroteo pero no se encontraron evidencias de la escena.

Más tarde Johnston confesó haberse disparado a si mismo accidentalmente. La policía informó que es un criminal condenado y que no debería haber estado llevando un arma de fuego ya que no lo tiene permitido.

Una investigación continúa en curso.

Hola Nebraska