Un cartel mexicano mata a seis niños y tres mujeres estadounidenses. Se investiga si los confundieron con rivales

Tres familias que viajaban en caravana desde el municipio de Galeana, Chihuahua, hacia la comunidad Bavispe, Sonora, fueron atacadas.

Seis niños y tres mujeres muertos, un menor desaparecido y varios heridos es el resultado de la masacre de este lunes en un poblado situado entre los estados de Sonora y Chihuahua, informaron las autoridades mexicanas, que investigan si los agresores pudieron confundir la camioneta de las víctimas con la de un cártel rival, o si se trató de un ataque directo a los miembros de una familia estadounidense que residía en México.

Cinco de los seis niños heridos fueron trasladados a hospitales en Phoenix, Arizona, indicó el secretario de Seguridad Alfonso Durazo.

Las víctimas son integrantes de la familia LeBarón, ciudadanos estadounidenses, que fueron asesinados cuando se dirigían en caravana desde el municipio de Galeana, en el estado de Chihuahua, hacia la comunidad Bavispe, en Sonora.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, condenó la matanza y pidió a Estados Unidos que no intervenga en la investigación de la después de que su homólogo estadunidense, Donald Trump, le ofreciera ayuda para destruir a los narcotraficantes.

“México es un país libre y soberano. No puede intervenir otro gobierno si no existe un acuerdo de cooperación y sin solicitud expresa”, dijo AMLO en su rueda de prensa matutina en referencia a los mensajes de Trump sobre que México “libere la GUERRA” de los cárteles de la droga con la ayuda de Estados Unidos.

AMLO precisó que este martes llamará a Trump para discutir la tragedia.

El activista Julián LeBarón, el cabeza de la familia de religión mormona, explicó que todas las víctimas son familiares y miembros de la comunidad mormona en Chihuahua, adonde llegaron en 1925 tras romper con su iglesia en Estados Unidos por negarse a practicar la poligamia.

Julián LeBarón cobró fama hace años al participar junto al poeta Javier Sicilia en el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, creado con el propósito de terminar la violencia relacionada con el narcotráfico, y ha liderado diversas acciones para combatir la corrupción de funcionarios fronterizos.

Este lunes, LeBarón aseguró que habían recibido amenazas del crimen organizado y que habían denunciado; la familia se trasladaba en una camioneta tipo suburban. Salieron de la localidad de La Mora, en Chihuahua, con destino a Bavispe, en el estado de Sonora, cuando fueron atacados a balazos y posteriormente calcinados en un camino ubicado en los límites entre ambas entidades.

De acuerdo con las declaraciones de Julián LeBarón a varios medios de comunicación, algunos de sus familiares aún se encontraban vivos cuando los delincuentes le prendieron fuego a la camioneta.

El activista se unió a una caravana de las fuerzas federales de seguridad que se dirige a la comunidad de ‘La Morita’, donde ocurrieron los hechos, para buscar a los miembros de la familia que lograron escapar, entre ellos ocho menores.

A través de su cuenta de Twitter, la secretaría de Seguridad Pública de informó sobre el operativo de búsqueda en la zona.

“La #SSPC informa a través de la Mesa de Seguridad para la Construcción de la Paz en Sonora que se instruyó el reforzamiento del estado de fuerza en Bavispe con motivo de las denuncias sobre la desaparición y agresión a varias personas que se desplazaban a La Mora.

“Elementos de Guardia Nacional, del Ejército y de la Policía Estatal están en la región desplegando un operativo de búsqueda”, reportó.

Lafe Langford Jr., familiar de las víctimas, subió un video donde informa sobre el ataque en el que habrían muerto entre una y tres mujeres, y los cuatro hijos de una de ellas.

“Atención: somos una comunidad de ciudadanos estadounidenses que viven y trabajan entre México y los Estados Unidos y estamos bajo ataque por los cárteles de la droga en México en este momento.

“Hemos estado pedido ayuda a las embajadas estadounidenses en México todo el día sin resultados, necesitamos que esto sea compartido y el mundo entero sea testigo de los atroces actos inhumanos y barbáricos que se comenten en nuestra contra hoy en día”, se lee en la descripción del video que es compartido en redes sociales.

El video muestra una camioneta totalmente calcinada: “que quede registrado que Nita y cuatro de mis nietos han sido quemados, les han disparado, en medio del camino en La Mora”, se escucha la voz de un hombre, en inglés.

Algunos de los seis niños que lograron escapar de la masacre, resultaron heridos. Fueron identificados como:

-Kylie Evelyn Langford, de 14 años de edad, sufrió un disparo en el pie.

-McKenzie Rayne Langford, de 9 años, resultó herida en uno de sus brazos.

-Cody Greyson Langford, de 8 años, sufrió un tiro en la mandíbula y otro en una pierna. De momento su condición no sería crítica.

-Xander Boe Langford, de 4 años, recibió un tiro en la espalda.

Brixon Oliver Langford, de casi 9 meses, recibió un disparo en el pecho.

Faith Marie Johnson, de 7 meses.

Jake Ryder Langford, de 6 años y Devin Blake Langford, 13 años, resultaron ilesos.

De acuerdo con algunos familiares de las víctimas, Devin escondió a sus hermanos en los arbustos y los cubrió con ramas para mantenerlos a salvo mientras él iba por ayuda.

Debido a que tardó mucho tiempo en volver, su hermana McKenzie decidió ir por ayuda.

De acuerdo con algunos familiares de las víctimas, Devin escondió a sus hermanos en los arbustos y los cubrió con ramas para mantenerlos a salvo mientras él iba por ayuda.

Debido a que tardó mucho tiempo en volver, su hermana McKenzie decidió ir por ayuda.

Devin llegó a La Mora alrededor de las 5:30 de la tarde (hora local), 6 horas después de la emboscada, e informó a su familia lo sucedido.

Sus tíos, junto a otros hombres, tomaron armas y palos y se trasladaron al lugar para tratar de encontrar a los niños, muchos de los cuales estaban heridos. Lo hicieron con temor, debido a que durante horas se escucharon tiroteos en las montañas cercanas a La Mora.

El grupo de hombres esperó un tiempo por refuerzos, y alrededor de las 7:30 pm, encontró a los niños ocultos, luego encontraron al bebé de Christina en el vehículo plagado de agujeros de bala. Aún no se explican cómo fue que la niña resultó ilesa.

Pero la búsqueda no terminó allí. McKenzie, la niña de 9 años que había ido por ayuda, estaba desaparecida. Para ese momento, los soldados que ya habían llegado, junto con los hombres de La Mora y pueblos cercanos, la buscaron durante horas. La mañana de este martes, Julián LeBarón dio a conocer que la niña fue localizada, aunque no dio más detalles.

El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, informó que cinco menores fueron trasladados a la Unión Americana para su atención médica.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter