En lo que fue del mes de marzo, el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump deportó menor cantidad de inmigrantes de los que fueron deportados en marzo de 2016 por Barack Obama que datan de 20.148, pero la diferencia que se pudo observar en  un reporte emitido por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) es que el 42.9% de los expulsados por Trump son personas sin antecedentes criminales, es decir personas que no representan amenaza alguna para la seguridad nacional de Estados Unidos.

La cifra se dio a conocer luego de las deportaciones de Maribel Trujillo, una mexicana madre de cuatro niños nacidos en los Estados Unidos y Espilvio Sánchez Benavidez, un hombre de nicaragua que había solicitado asilo en 2013 luego de huir de su país amenazado de muerte suya y de sus familiares.

“Hay que reconocer de que Obama manejaba un mejor gobierno, más eficiente, y su maquinaria deportaciones hacía un mejor trabajo” aseguró al respecto Abel Nuñez, secretario ejecutivo del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN).

 

Hola Nebraska