El perro de una pasajera ha muerto en un vuelo de United Airlines, tras ser obligada su dueña a colocarlo en el compartimento superior