Gracias a un fallo de la Corte Suprema de California, más de 3000 empleados del campo mejorarán sus condiciones de trabajo y recibirán los beneficios acumulados