Un sistema de tormentas que se extiende desde la costa del Golfo hasta chicago ha golpeado el centro de los Estados Unidos con fuertes vientos, lluvia, granizo y nieve, forzando la cancelación de viajes, creando condiciones de manejo peligrosas y provocando la muerte de tres personas, una de ellas una niña pequeña.

En Oakland, Iowa granizo del tamaño de bolas de golf, la tormenta en Luisiana derribó un árbol sobre una casa rodante en el pueblo de Haugton, provocando la muerte de una de una niña que dormía dentro. El sábado por la mañana, cuando una mujer de 30 años perdió el control de su vehículo y falleció al impactar un coche.

La terca muerte ocurrió el viernes en Nebraska, donde un camionero de 61 años perdió el control de su tráiler y se estrelló contra otro que estaba varado.

 

AccuWeather.com

En Arkansas, un tornado causó destrozos al atravesar un pueblo en las montañas Ozark el viernes por la tarde, lastimando al menos a cuatro personas y causando fuertes daños. Videos muestran árboles arrancados, coches volteados y postes de luz derribados.

 

En el medio oeste, esta tormenta primaveral provocó la cancelación de más de 200 vuelos en el aeropuerto de la ciudad de Minneapolis, en el estado de Minnesota, además forzar la clausura de autopistas en el sur del estado y la cancelación del partido de beisbol entre los Mellizos de Minnesota y los Medias Blancas de Chicago.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, podrían llegar a haber entre 9 y 15 pulgadas de nieve hasta que la tormenta se desplace el domingo. Se espera que sean de 6 18 pulgadas en el estado de Wisconsin, que está bajo riesgo de una tormenta de nieve. Fueron 18 pulgadas en partes de Dakota del Sur.

Editado por: Daniel Herrera con información de The Associated Press