Una agrupación de consumidores de Nebraska conformada por funcionarios financieros, líderes religiosos y abogados acudió el día martes a la Banca de la Legislatura, Comercio y al Comité de Seguros para poner fin a este problema y avanzar el debate en la cámara sobre la reforma LB 194 correspondiente al día de pago de préstamos.

Este proyecto fue presentado por los senadores estatales Tony Vargas (Omaha) y Lou Ann Linehan(Elkhorn). Su finalidad es establecer un límite más bajo de interés a los prestamistas en Nebraska teniendo en cuenta la fecha de pago y a su vez permitirle a los prestatarios un período de reembolso razonable con cuotas de amortización manejables.

Actualmente el límite en Nebraska es de 461 por ciento, colocándose en uno de los más elevados de la nación.

Una ciudadana de Omaha llamada Melisa Wey ha contado su situación al respecto declarando ante la audiencia LB 194 que luego de utilizar sus ahorros para gastos de mudanza, perdió su trabajo y no tuvo otra opción que acudir a los préstamos. Las tasas de interés eran tan elevadas y los planes de amortización tan cortos que tuvo que pedir otros préstamos para poder pagar los anteriores, creando así una deuda interminable que le duró alrededor de seis años.

La reforma LB 194 le permitirá a todas aquellas personas que se encuentren con problemas financieros poder acceder a créditos sin caer en el círculo vicioso de las deudas que genera la práctica habitual prestamista.

Se ha podido saber mediante un informe de la AARP que la mayor parte de los habitantes de Nebraska están a favor de esta fuerte proteccion al consumidor contra los préstamos abusivos.