El Congreso debería usar dinero de su presupuesto de cupones para alimentos y fondos de Planned Parenthood para pagar la construcción del muro a lo largo de la frontera de Estados Unidos y México, dijo el representante Steve King.

El comité de asignaciones de la Cámara de Representantes emitió el martes su proyecto de ley de seguridad nacional en donde se incluyen los 1.600 millones de dólares solicitados por la Oficina de Administración y Presupuesto para comenzar a construir el muro fronterizo. El republicano de Iowa, sin embargo, quiere aumentar el presupuesto a más del triple.

“Yo lanzaría otros $ 5 mil millones en la pila y utilizaría otro medio billón del presupuesto de Planned Parenthood y el resto podría salir de los cupones de comida y los derechos que se están extendiendo para las personas Que no han trabajado en tres generaciones ” dijo el representante del GOP.

El legislador dijo que el gobierno tiene que “reducir” el número de estadounidenses en cupones de alimentos. Más de 40 millones de estadounidenses reciben cupones de alimentos, y casi dos tercios de ellos son niños, ancianos o discapacitados. El hogar promedio en cupones de alimentos tenía ingresos de menos de $ 10,000 al año.

“Hemos visto esto pasar de 19 millones de personas en el programa SNAP hasta 47 millones de personas”, “Estoy seguro de que todos ellos no lo necesitaron, así que tenemos que establecer esto y volverlo a organizar de nuevo” agregó.

Un documento circulado en el Capitolio en mayo dijo que una propuesta de presupuesto de la Casa Blanca recortaría $ 193 mil millones del Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés) también conocido como cupones de alimentos. Un análisis de CNN encontró que de los 10 primeros lugares con el mayor porcentaje de residentes que utilizan SNAP, siete votaron por Trump en las elecciones de 2016.

“Hemos construido los programas para resolver el problema de la desnutrición en los Estados Unidos”, dijo King, que apoyó a Trump en 2016. “Ahora tenemos un problema con la obesidad”.

Más de 2 mil millones de adultos y niños en todo el mundo tienen sobrepeso u obesidad y sufren problemas de salud debido a su peso, según el New England Journal of Medicine, con los Estados Unidos con el mayor porcentaje (13%) de niños obesos y adultos jóvenes.

La legislación de la Ley “Healthy, Hunger-Free Kids Act”, encabezada por la ex primera dama Michelle Obama, en respuesta al problema de obesidad infantil en Estados Unidos, fue criticada regularmente por los republicanos y sus esfuerzos pueden estar en peligro bajo la administración de Donald Trump. La Asociación de Nutrición Escolar (School Nutrition Association), un grupo de presión, publicó recomendaciones en marzo para reducir las normas federales de nutrición establecidas bajo la administración de Obama.

Recordemos que Donald Trump había declarado que la elección de John Kelly para el cargo se debía a su experiencia en el control de asuntos de frontera y que la construcción del muro “controlaría el paso” de narcotraficantes provenientes del país vecino, México.

También señaló que está previsto que México pague por parte de los gastos de construcción. Claramente el presidente de México Enrique Peña Nieto se negó rotundamente, “México exige y ofrece respeto, como nación soberana que somos. México no cree en los muros y no pagará ningún muro” fueron sus palabras. Fue allí cuando Trump dijo que buscarían financiamiento en el Congreso y posteriormente el país vecino debería realizar un reembolso.

Hola Nebraska