Sismo de 5.7 grados sacude a la Ciudad de México este lunes

Por segundo día consecutivo la tierra tembló en un estado del sur de México, pero este lunes el movimiento telúrico fue perceptible desde la capital, donde hubo cuestionamientos por qué la alarma sísmica no sonó, según han reportado usuarios de redes sociales.

 

En varios puntos de la capital mexicana este lunes se pudo sentir un temblor, cuyo epicentro estuvo en Ometepec, Guerrero, varios cientos de kilómetros al sur. Algunos edificios incluso se remecieron levemente, reportó la agencia de noticias The Associated Press.

El sismo de magnitud 5.7 en la escala de Richter fue reportado por el Sistema Sismológico Nacional a las 15:15, hora del Centro. Hasta el momento no se reportan daños en la capital ni en Guerrero.

Algunas personas en redes sociales se preguntaron por qué en esta ocasión no había sonado la alerta sísmica.

El Sistema de Alarma Sísmica Mexicano es la autoridad encargada de emitir las alertas cuando hay un movimiento telúrico de cierta magnitud. Hay dos tipos de alertas, las públicas, que se emiten con sismos de más de seis grados y las preventivas, para sismos moderados de entre cinco y seis grados en la escala de Richter.

Los sismos, temblores o terremotos son impredecibles. Pero una vez que suceden, las ondas tardan en viajar por la tierra, por lo que hay posibilidad de alertar a zonas distantes del epicentro antes de que el temblor llegue allí.

La alera sísmica sólo funciona cuando el centro del temblor se encuentra lo suficientemente lejos del lugar al que se quiere alertar. Entre más lejos se encuentre, más tiempo habrá entre la alerta y el sismo.

Gracias a un sistema de sensores colocados a lo largo de las fallas sísmicas, zonas donde esta actividad es frecuente, podemos saber con algunos segundos de anticipación hacia dónde se dirige un temblor. En algunos casos se puede advertir a la población con más de un minuto de antelación, pero este depende de qué tan lejos o cerca se encuentre el epicentro.

Sin embargo, unos segundos pueden ser la diferencia para evacuar una zona de peligro a tiempo.

En el terremoto del 19 de septiembre de 2017, la alerta sísmica permitió iniciar las evacuaciones antes de que el desbastador fenómeno natural trajera abajo varios edificios en la Ciudad de México, Puebla y Morelos, potencialmente salvando vidas.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter