La falta de agua está dejando a muchos guatemaltecos desesperados y con hambre.