Sentencian a desamparado involucrado en la estafa de 400 mil dólares mediante GoFundme

Un hombre de Filadelfia que admitió haber ayudado a una pareja de Nueva Jersey en una estafa a través de la plataforma GoFundMe que recaudó más de $ 400,000 fue condenado el viernes a cinco años de libertad condicional.

 

Johnny Bobbitt Jr., de 36 años, se declaró culpable en una corte estatal de conspiración para cometer un robo por su papel en una estafa que los fiscales dijeron el viernes que «funcionó de manera brillante». Como parte de su acuerdo de culpabilidad, Bobbitt acordó ingresar a un programa de tratamiento de drogas.

El veterano será llevado a un centro de rehabilitación con régimen interno para pacientes antes de que pueda ser dado de alta. Si viola su libertad condicional, un juez de Nueva Jersey le dijo a Bobbitt que irá a la cárcel por cinco años. También aceptó testificar contra sus coacusados.

Bobbitt se declaró culpable el mes pasado en un tribunal federal de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero. Aún no se ha fijado una fecha de sentencia en el caso federal.

En noviembre de 2017, Kate McClure y su novio Mark D’Amico crearon una cuenta de GoFundMe que, según dijeron, ayudaría a Bobbitt después de que él le diera a McClure sus últimos $ 20 cuando su auto se quedó sin gasolina en una autopista de Filadelfia.

Sin embargo, los fiscales dijeron que McClure y D’Amico inventaron la historia y luego incluyeron a Bobbitt en la estafa.

A las pocas semanas del inicio de la campaña en GoFundMe, 14,000 personas habían donado casi $ 403,000 para ayudar a Bobbitt, quien se encontraba sin hogar en ese momento.

La historia se volvió viral, pero se derrumbó cuando Bobbitt presentó una demanda en agosto pasado contra McClure y D’Amico alegando que estaban reteniendo fondos del GoFundMe. La demanda acusó a la pareja de usar la cuenta «como su alcancía personal para financiar un estilo de vida que de otra manera no podrían pagar».

D’Amico y McClure respondieron en una entrevista con NBC que Bobbitt había gastado una gran parte del dinero en su familia, las drogas, un camión y un remolque.

La disputa pública del trío llevó a las autoridades a investigar el caso, y según los fiscales McClure y D’Amico tenían problemas financieros cuando inventaron la historia del pago por la gasolina. La pareja supuestamente gastó los fondos en un automóvil de lujo, juegos de azar y vacaciones, entre otras cosas, dijeron los fiscales.

En marzo, McClure se declaró culpable en un tribunal federal de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico. Ella enfrenta hasta 20 años de prisión. Enfrenta cargos de robo y conspiración en un tribunal estatal pero aún no ha sido acusada formalmente, según NBC Filadelfia.

D’Amico también fue acusado en un tribunal estatal por robo y conspiración, pero no enfrenta cargos federales. Él ha negado cualquier delito, según reportes de prensa. Un juez de Nueva Jersey le dijo a Bobbitt el viernes que debe declarar en contra de sus coacusados.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter