Ya pasaron dos años desde que la oficial de policía Kerrie Orozco murió estando en servicio.

Orozco recibió un disparo mientras ella y otros agentes estaban haciendo su trabajo. Orozco pudo dar a luz a su hija Olivia quien nació de forma prematura. Los familiares dicen que la niña tiene un gran parecido a su madre y le encanta explorar.

 

En el momento de la muerte de Orozco, su marido, Héctor, estaba en el proceso de convertirse en un ciudadano de Estados Unidos.

Esta semana, el congresista Don Bacon volvió a dar apoyo a la propuesta de acto de Kerrie Orozco, que garantiza que los miembros sobrevivientes de la familia de los primeros en responder completan el proceso de naturalización. 

Hola Nebraska