Orgulloso y agradecido de sus padres, Fernando Rodríguez quiso resaltar que hay muchas familias como la suya trabajando en el campo para encaminar a sus hijos