Recomendaciones para ayudar a los niños con el cambio de horario de verano

Nuevamente cambió el horario en EE.UU.,
Un cambio que se da entre abril y marzo cada año, donde simplemente hay que adelantar el reloj 1 hora, este cambio aunque realmente no es muy grande, y este cambio altera la rutina de todos en casa, pero sobretodo la de los niños.

El reloj biológico de los niños puede tardar hasta una semana en ajustarse, provocando alteraciones en la vigilia y el sueño, desordenes en el apetito, problemas de atención e irritabilidad en el carácter.

El organismo tiene un reloj central interno que se regula por la luz solar en un ciclo diario que afecta los niveles de las hormonas y todo nuestro cuerpo por lo que, cuando cambia el ritmo de la luz externa o el ritmo de las tareas o actividades, este reloj puede desorientarse.

Recomendaciones para ayudar a los niños en el cambio de horario

1. Adelantar la hora de ir a la cama de manera progresiva, una semana antes de que se produzca el cambio de hora.

2. Propiciar la entrada de luz natural 15 minutos antes de despertar a los niños para estimular la secreción de serotonina.

3. Que los niños desayunen en un sitio muy iluminado.

4. Evitar la exposición a las pantallas una hora antes de acostarse.

Si tus hijos no son tan pequeños, también es importante que tomes en cuenta que el cambio de horario afecta a los jovencitos, porque especialmente los adolescentes suelen dormir menos tiempo.

El reloj central de los bebés funciona desde los cinco o seis meses y se regula, a través de la lactancia. Por eso los niños duermen más por la noche, pues es este horario cuando la leche materna tiene una mayor cantidad de melanina, la hormona que facilita el sueño.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter