Una mujer que purgaba su condena en la cárcel, recibe otra sentencia por agredir a un oficial