Putin eleva aún más la tensión: Rusia rompe el pacto contra armas nucleares de la Guerra Fría

Putin, en una imagen de archivo. A la derecha, mapa de objetivos emitido por la televisión estatal rusa.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha suspendido este lunes la participación de su país en un tratado contra la proliferación de armas nucleares, después de que el Gobierno de Donald Trump decidiera retirarse de este pacto histórico.

 

Trump anunció el 1 de febrero su salida del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, firmado en 1987 y que prohíbe desarrollar misiles lanzados desde tierra con un alcance de 310 a 3.420 millas. Denunció que Rusia ha desarrollado y desplegado en secreto “un sistema de misiles prohibido que representa una amenaza directa para nuestros aliados y tropas en el exterior”. El Gobierno de Putin lo niega.

La prensa rusa reaccionó con preocupación y fatalismo al anuncio de Trump: el diario respaldado por el Gobierno ruso llegó a publicar que “no se puede excluir” el despliegue del “arma del fin del mundo”, un torpedo nuclear de 100 megatones, frente a las costas estadounidenses. Y la televisión estatal difundió un supuesto mapa de objetivos militares rusos en Estados Unidos, que podrían ser aniquilados, según afirmó, en menos de cinco minutos.

Este lunes, Putil ha anunciado la salida del tratado “hasta que Estados Unidos deje de violarlo o hasta que finalice”. Rusia considera que Trump ha desobedecido el pacto al desplegar instalaciones de defensa contra misiles en Europa del Este, unas bases que podrían además lanzar proyectiles, según el Gobierno de Putin. Estados Unidos lo niega.