Este martes la senadora Olga Sánchez Cordero del partido Morena presentó una iniciativa de ley para legalizar el uso personal, medicinal y comercial de la marihuana.

Sánchez Cordero, correligionaria del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo en una conferencia el mes de julio que éste le había instruido: “Carta abierta, lo que sea necesario para pacificar este país. Abramos el debate”, reportó el diario Excelsior.

El proyecto de ley pretende ser un punto medio entre la prohibición absoluta y el libre mercado, un modelo que han llamado “regulación estricta”. Las autoridades supervisarán y regularán todos los eslabones de la cadena de producción y consumo. Desde la siembra, cultivo, cosecha, transformación, etiquetado, empaquetado, promoción, patrocinio, transporte, distribución, venta, portación, hasta el consumo.

Quedará prohibido este producto para los menores de edad y habrá sanciones graves para quienes se los suministren o los empleen en el comercio del producto, salvo en los casos que  la ley lo permite, como en el uso medicinal.

Los adultos podrán fumar marihuana en espacios públicos en los que no esté prohibido el humo de tabaco. Podrán portar hasta una onza o 30 gramos y más si solicitan un permiso especial. También estará autorizado el cultivo de hasta 20 plantas para el consumo personal, pero tendrán que registrarlas ante un instituto y no podrán producir más de una libra al año. Las personas que por motivos de salud requieran más de 20 plantas podrán tramitar un permiso.

Para ello, se creará el Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis. Esta entidad del gobierno federal supervisará y otorgará los permisos correspondientes en toda la cadena de producción y consumo.

El proyecto también plantea la creación de programas de excarcelación para personas únicamente sentenciadas por consumo o posesión de cannabis.

El proyecto contempla que las autoridades tendrán 30 días para elaborar programas de excarcelación para personas sentenciadas por consumo de cannabis. Una de las promesas de campaña de López Obrador fue la amnistía para personas que hubieran cometido delitos no violentos asociados con las drogas.

Los estados de la federación deberán adecuar sus propias leyes para no contravenir los principios, procedimientos y derechos que esta ley federal establecería.

También se permitirá la creación de cooperativas de producción, conformados por dos o hasta 150 socios. Tendrán permitido sembrar, cosechar y transformar la planta para el uso personal.

Los impuestos correspondientes a la venta de los productos del cannabis serán establecidos por el Instituto de Regulación.

La ley fue presentada días después de que la Suprema Corte dictara que la ley que prohibía el uso de la marihuana para fines personales era inconstitucional.