Scott Greene cambió su declaración el viernes y ahora admite haber matado a dos agentes de la policía del área de Des Moines el pasado otoño.

Greene retiró su declaración de no culpable en una audiencia el viernes por la mañana, y se declaró culpable de la muerte a tiros al oficial Justin Martin y al Sargento de Des Moines, Anthony Beminio.

Greene fue condenado inmediatamente a cadena perpetua por dos cargos de asesinato en primer grado.

El hombre de 46 años de edad, admitió que disparó a dos hombres en las primeras horas de la mañana del 2 de noviembre 2016.

Los agentes fueron asesinados mientras estaban sentados en sus coches de la patrulla, a cerca de 2 millas de distancia.

La policía detuvo a Greene más tarde ese día.

Hola Nebraska