Un jurado federal condenó a un preparador de impuestos de Omaha por aumentar falsamente los ingresos en varias devoluciones para aumentar los reembolsos.

Sharon Williams-Combs, de 47 años, fue condenada el viernes por 14 cargos por ayudar en la preparación o presentación de declaraciones de impuestos falsas o fraudulentas. Ella enfrenta hasta tres años en prisión y una multa de $ 100,000 por cada cargo.

La pérdida fiscal aproximada total o la pérdida fiscal intentada fue de $ 50,175, según una acusación presentada el año pasado.

Los primeros retornos fraudulentos se presentaron en 2011, según la acusación.

Según la Oficina del Fiscal de los EE. UU., Williams-Combs trabajó en un quiosco de Jackson Hewitt de Omaha ubicado en un Walmart. Mientras ayudaba a los clientes, dijeron los fiscales, ella voluntariamente ayudó a los contribuyentes a presentar declaraciones de impuestos fraudulentas alegando que los contribuyentes tenían ingresos comerciales personales que no tenían.

De acuerdo con documentos judiciales, preparó una declaración de impuestos en 2014 para una agente encubierta del IRS quien le dijo a Williams-Combs que era madre pero no presentó ninguna documentación de ingresos personales o de negocios.

Williams-Combs, dijeron los fiscales, le dijo a la agente que cantidades escribir y dónde escribirlo. Cuando la agente “le preguntó qué negocio era lo que supuestamente tenía”, escribieron los fiscales, “Williams-Combs le dijo que estaba cuidando niños”.

Está programada para ser sentenciada el 6 de julio.

 

Autor:
World-Herald News Service
Traducción:
Daniel Herrera – Digital Media S.