Las autoridades cerraron las calles que rodean la zona la mañana del lunes, mientras se investigaba una posible fuga de amoníaco anhidro, un gas o líquido que puede ser corrosivo para los tejidos tras el contacto, y puede ser mortal en ciertas cantidades. Comúnmente se utiliza como fertilizante.

El reporte llegó a las 7 a.m.; según las autoridades y múltiples tripulaciones llegaron al lugar para ayudar a investigar y controlar el tráfico.

Afortunadamente no se reportó ningún herido.

Las autoridades volvieron a abrir la intersección de la calle 168 y Military Road pasadas las 8 a.m.