Los agentes interrumpieron el tráfico en una avenida para que una serpiente pudiera cruzar sin ser aplastada.