Poderoso terremoto deja al menos nueve muertos en Japón pocos días después de mortífero tifón

Japón se estaba recuperando del tifón más poderoso en 25 años cuando dos días después un terremoto de 6,6 grados en la escala de Richter ha sacudido en la madrugada de este jueves la isla japonesa de Hokkaido, al norte del país, dejando al menos nueve muertos y alrededor de treinta desaparecidos, según las autoridades. Se estima que entre 200 y 300 personas han resultado heridas.

El seísmo se registró a las 03.08 hora local y tuvo su epicentro a unos unas a 25 millas de profundidad al este del municipio de Atsuma, según informó la Agencia Meteorológica nipona (JMA). Mientras, el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), ha rebajado la profundidad a 21 millas. Después, se han contabilizado numerosas réplicas, algunas superaron los 4 y 5 grados.

Numerosas viviendas resultaron sepultadas en Atsuma y Abira al colapsar el terreno en zonas montañosas, lo que ha causado que haya decenas de desaparecidos. La JMA advirtió del riesgo de derrumbe de edificios y desprendimientos de tierra, y de la posibilidad de que haya un terremoto de intensidad similar en la próxima semana, con más probabilidad en los dos o tres días posteriores.

La central nuclear de Tomari ha interrumpido su suministro eléctrico externo, con lo que se activó su sistema de alimentación de emergencia para mantener refrigerado el combustible atómico gastado que se encuentra almacenado en piscinas. El regulador nuclear japonés afirmó que no se ha detectado ninguna anormalidad en los niveles de radiación en torno a esta planta, que estaba fuera de servicio en el momento del terremoto.

Tres millones de viviendas quedaron sin suministro eléctrico en Hokkaido a raíz del seísmo, que también se dejó sentir en gran parte del norte de la isla principal de Honshu.

Es la primera vez que un terremoto en Hokkaido alcanza tal intensidad desde que Japón revisó su escala sísmica en 1996.