La Patrulla Fronteriza no da abasto y libera migrantes sin transferirlos a ICE

El número de familias migrantes que está ingresando a Estados Unidos desde México es tan alto que la Patrulla Fronteriza (CBP, por sus siglas eninglés) está dejando en libertad a algunos de ellos en lugar de transferirlos al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), lo que ha obligado a los gobiernos locales a ayudar a coordinar su alojamiento, comida y transporte.

“Necesitamos trabajar hacia una limpieza completa”, dijo Richard Hudson, subjefe de operaciones de la Patrulla Fronteriza, en una carta obtenida por The Associated Press que fue enviada a los jefes de sector el jueves. “Este debería ser nuestro ritmo diario de batalla”.

Los sectores de Del Río y del Valle del Río Grande, en Texas, y el de Yuma, Arizona, habían anunciado anteriormente que los agentes comenzarían a dejar ir a las familias en libertad. Un agente de la Patrulla Fronteriza que no estaba autorizado para hablar públicamente sobre el asunto dijo el miércoles a la agencia AP que las ciudades de El Paso y San Diego planeaban hacer lo mismo. Algunos sectores no formaban parte de este cambio, incluido el de Tucson, Arizona, y el de El Centro, California.

Se protegen con muro de púas en frontera Tijuana-California Foto: Daniel Michel

Generalmente, las familias son liberadas con notificaciones de comparecer ante un tribunal de inmigración debido a las restricciones legales sobre su arresto y la falta de espacio en los centros de detención.Los agentes seguirán realizando revisiones médicas y de antecedentes penales, pero después serán puestas en libertad sin pasar por ICE.

En el marco de un procedimiento regular, la Patrulla Fronteriza detiene a los inmigrantes por no más de 72 horas y luego los transfieren al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), que los mantiene bajo su custodia por periodos de tiempo largos o los dejan en manos de familiares de EEUU.

Este movimiento tiene lugar mientras la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen le escribió al Congreso para pedirle fondos de emergencia para necesidades humanitarias y operativas, y para tener la facultad de detener a las familias tanto tiempo como sea necesario para deportar a la gente más rápido.

“El volumen de ‘poblaciones vulnerables’ es insostenible. Nuestro sistema ha podido sobrellevar grandes números en el pasado, pero la composición que tiene el flujo hoy hace que sean inmanejables”, escribió.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter