La foto de una campesina gallega está causando sensación en Internet por su parecido con el presidente de Estados Unidos