Después del creciente temor de los padres, las Escuelas del Condado de Broward recientemente tomaron medidas para proteger a los niños de inmigrantes indocumentados mientras están en la escuela.

Ahora, los defensores de inmigrantes quieren que las Escuelas del Condado de Palm Beach hagan lo mismo.

Los maestros en Lake Worth comentaron que había rumores en la comunidad de que las escuelas serían allanadas, por lo que cientos de estudiantes no volvieron a estudiar por el temor de ser deportados.

Mariana Blanco enseña un programa después de la escuela en Lake Worth para niños a través del Centro Guatemalteco Maya.

Los maestros dicen que han notado temores crecientes de las familias: “El problema principal de los padres es donde estarán sus hijos seguros”, Dijo Blanco.

Los padres han comenzado a llevar a sus hijos a la escuela en lugar de dejarlos que vayan en sus buses escolares, para evitar ser detenidos por la policía. Blanco dice que algunos niños incluso han sido enviados a la escuela con sus papeles por miedo a una incursión.

“Para asegurarnos de que nuestros hijos estén seguros, necesitamos tener algo similar a Broward, para asegurar que los padres no tengan nada de qué preocuparse”, concluyó.

El condado de Broward acaba de aprobar una resolución que impide que los agentes de Inmigración y Aduanas entren en las escuelas o eventos escolares sin órdenes judiciales.

Cualquier solicitud para acceder a las escuelas u obtener información sobre un estudiante se dirigirá al abogado del distrito. En Broward, también crearon un plan de acción sobre cómo manejar a los estudiantes si sus padres son deportados.

Hola Nebraska