Oficina de Aduanas dice que fotos de viajeros fueron robadas en un ciberataque

Foto de archivo: AP

Fotos de viajeros y copias de las imágenes de placas de carros fueron recientemente robadas de una base de datos mantenida por una de los contratistas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), según reportes de medios.

 

La agencia presuntamente se enteró el 21 de mayo que uno de sus subcontratistas había transferido sin permiso copias de las placas e imágenes de los viajeros recogidas por la agencia a la red de la compañía del contratista. Luego, la red de estos fue “comprometida por un ciberataque malicioso”. CBP indica que la transferencia de la información era una violación de sus políticas y que no tenían su permiso.

CBP, que es parte del Departamento de Seguridad Nacional, no ha indicado el nombre del contratista. Pero el Washington Post reporta que un documento de Microsoft Word parte del comunicado de CBP incluía el nombre ‘Perceptics’ en el título. Según el portal Bloomberg, Perceptics “proporciona soluciones de gestión de tráfico y seguridad fronteriza para agencias de administración de fronteras e instalaciones de infraestructura crítica en los Estados Unidos”.

Los representantes de Perceptics no respondieron a las solicitudes de comentarios del Washington Post.

Esta base de datos incluye fotos de los pasaportes y las visas de los viajeros que se toman como parte un programa de reconocimiento facial de la agencia en aeropuertos. La agencia no indicó cuáles fotos fueron comprometidas. Por lo que al momento no sabemos cuantas personas han podido ser afectadas, y si son estadounidenses o viajeros internacionales.

CBP dice en el comunicado citado por varios medios que les informó a los miembros del Congreso sobre el incidente. 

El presidente del Comité de Seguridad Nacional, el congresista Bennie G. Thompson, dijo que el uso de información privada es valiosa solo «cuando se utiliza correctamente». 

«Debemos asegurarnos de que no estamos expandiendo el uso de la biometría a expensas de la privacidad del público estadounidense», dijo Thompson en un comunicado, agregando que tendrán audiencias en el Congreso. 

El incidente también provocó reacciones de los defensores de la privacidad.
“Esta violación se produce justo cuando CBP busca expandir su enorme aparato de reconocimiento facial y la recopilación de información confidencial de los viajeros, incluida la información de la placa del auto e identificadores de las redes sociales”, indicó Neema Sing Guliana, abogada de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, organización sin fines de lucro. “Este incidente subraya aún más la necesidad de frenar estos esfuerzos y que el Congreso investigue las prácticas de datos de la agencia. La mejor manera de evitar violaciones de datos personales confidenciales es no recopilar y retener dichos datos en primer lugar «.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter