Nuevas nevadas amenazan los viajes de regreso de las vacaciones en varias partes de Estados Unidos

Miles de familias estadounidenses vieron este jueves su Día de Acción de Gracias condicionado por nevadas, fuertes vientos u otras condiciones meteorológicas que provocaron, entre varios problemas, cortes de carreteras, accidentes de tráfico y retrasos o cancelaciones de vuelos.

Y la alerta no ha terminado: en varias regiones, en particular del Oeste y Medio Oeste, las tormentas invernales no darán tregua y pueden dificultar viajes de regreso y planes de vacaciones también este viernes y a lo largo del fin de semana.

Tras la gran nevada que obligó este jueves a cortar temporalmente un tramo de la Interestatal 5 en el sur de California, fuertes precipitaciones de nieve y lluvia están azotando varias zonas de Nevada y el norte de Arizona, según los meteorólogos.

Condiciones meteorológicas peligrosas se esperan a partir de este viernes y a lo largo del fin de semana en una amplia región que comprende el área de las Montañas Rocosas y se extiende hacia varios estados del Medio Oeste, según el Servicio Meteorológico Nacional (NMS, por sus siglas en inglés).

La sede local del NMS de Reno, Nevada, aconsejó ya hace dos días no viajar durante el fin de semana. Así mismo, los responsables de las predicciones del tiempo invitaron a no viajar también en la zona del noreste de Wyoming y el noroeste de Dakota del Norte.

El frente frío que avanza desde oeste por esa parte de Estados Unidos debería deslizar hacia el noreste, en dirección de la región de Nueva Inglaterra, advierte el NWS.

Mientras tanto, en algunas regiones del sur, como en la parte baja del valle del río Mississippi, son posibles tormentas, agrega.

NBC New York asegura que sus meteorólogos predicen para la ciudad y el área circunstante una fuerte nevada entre el domingo y el lunes.

En esta metrópoli, ya hubo preocupación a lo largo de la semana por la posibilidad de que violentas rachas de viento estropearan el tradicional desfile del Día de Acción de Gracias del centro comercial de Macy’s. Finalmente, los famosos globos de esta parada pudieron volar, pero a una altura mucho más baja de lo habitual.

Nueva York no fue la única ciudad perjudicada este jueves. A los habitantes de Filadelfia las cosas les fueron incluso peor, ya que allí las autoridades sí tuvieron que dejar en tierra los globos del desfile festivo, el más antiguo del país.

Denver, Colorado, vivió el día de Acción de Gracias con más nieve en una década, según el Denver Post. En varias zonas de Ohio y Maine hubo miles de personas que se quedaron sin luz por apagones.

Alrededor de 40 vuelos en el Aeropuerto Internacional de Salt Lake City, Utah, experimentaron demoras de unos 25 minutos. También en los aeropuertos de Los Ángeles y Denver hubo una gran cantidad de retrasos.

En varias zonas del país, las tormentas provocaron aún más dolores entre el pasado martes y el miércoles, en este segundo caso, en coincidencia con el que se considera el día con más viajeros del año (la víspera del Día de Acción de Gracias).

La carretera interestatal 5 entre California y Oregón reabrió el miércoles por la tarde después de que una intensa nevada que obligó a su cierre este martes dejara bloqueada a parte de sus usuarios durante hasta 17 horas o más. Algunos durmieron en sus vehículos, según The Associated Press. Hubo fuertes lluvias y nevadas en varios puntos de esos estados.

La nieve cayó con intensidad también sobre algunos estados del norte, como Minnesota, donde se registraron a lo largo del miércoles más de 100 accidentes de tráfico, según las autoridades estatales. El aeropuerto de Minneapolis, Minnesota, tuvo que cancelar o retrasar decenas de vuelos. Complicaciones y retrasos también se produjeron en Chicago, Illinois.

La tormenta invernal fue particularmente intensa en Colorado, donde ya el martes provocó fuertes nevadas en varios puntos del estado, en algunos casos de récord.

En Boulder, a 25 millas al noroeste de Denver, las 22 pulgadas convirtieron el día de ayer en el tercero más nevado desde que existen archivos documentados.

En el aeropuerto principal de Denver se cancelaron al menos 200 vuelos. 1.100 personas tuvieron que pasar allí la noche entre martes y miércoles. Una persona murió en consecuencia de un accidente entre camiones en la Interestatal 70.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter