El jefe de la policía de Detroit, James Craig, en un esfuerzo por calmar las preocupaciones que circulan en las comunidades de inmigrantes de la ciudad, dijo que su departamento no detiene a las personas para verificar el estatus migratorio y no llevará a cabo incursiones durante el desfile del Cinco de Mayo: “Lo que el Departamento de Policía de Detroit no hará, es detener a la gente y comprobar si están legalmente documentados o no. Eso no es lo que hacemos “, dijo Craig durante un discurso.

El jefe dijo que en una reunión la semana pasada con funcionarios de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, la agencia federal dejó en claro, que no quieren que las agencias locales de aplicación de la ley participen en el trabajo de inmigración: “No estamos entrenados para hacerlo y francamente no quiero hacerlo. Tengo bastante que hacer con los desafíos que estamos tratando a diario”, dijo Craig. 

Craig señaló que fue el ICE y otras agencias federales que llevaron a cabo una incursión de un presunto anillo de pelea de gallos y juegos de azar ilegales en el suroeste de Detroit el 18 de marzo. Cerca de 50 personas fueron arrestadas en la incursión.

El jefe también dijo que “dio garantías a la comunidad” la semana pasada durante una visita a Metro Detroit realizada por el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, de que la policía de Detroit no realizaría trabajos de inmigración en el desfile del Cinco de Mayo: “No vamos a hacer ningún barrido o trabajo de inmigración durante ese festival”, prometió.

Kelly visitó Detroit el 27 de marzo para calmar los temores de los hispanos y musulmanes locales sobre las políticas de inmigración del presidente Donald Trump. La concejal de la ciudad de Detroit, Raquel Castañeda López, cuyo Distrito 6 incluye el suroeste de Detroit donde se celebran las fiestas, dijo que sabe que la policía no realiza esfuerzos de inmigración durante el festival del 5 de mayo ni en ninguna otra ocasión y el ICE no apuntará al festival: “En general, ha habido mucha ansiedad y miedo en la comunidad desde que Trump anunció sus órdenes ejecutivas. La gente está ansiosa y tiene miedo de ir a la tienda, llevar a sus hijos a la escuela o ir a trabajar”, concluyó.

Hola Nebraska